Murcia: 968 805 831 - Cartagena: 968 92 50 50 - Granada: 672 30 16 42

Consejos para las pruebas físicas de Policía Nacional

Policía Nacional

Desde nuestra dilatada experiencia y buenos resultados obtenidos al cabo de los años, vamos a darte unos pequeños consejos que te harán marcar la diferencia tanto con los demás opositores, como con tus propios resultados.

 

Circuito de agilidad

Aunque se suele decir que la elección del calzado es lo más importante en esta prueba, la elección del mismo viene de la mano de las características físicas de cada uno. Alguien con poca potencia muscular en su cuádriceps y bíceps femoral, se verá perjudicado por un mayor agarre de la zapatilla; la acción de parar, arrancar y pivotar requiere una potencia mayor para conseguir un buen resultado en el circuito.

Alguien con un tren inferior potente, se verá beneficiado por una zapatilla con mayor agarre.

El día de la prueba fíjate bien en el estado de la pista donde realices la prueba. Es recomendable limpiar la suela de la zapatilla con un trapo húmedo antes de comenzar. Resbalar en un pivote o al pasar por debajo de la valla es algo bastante ocurrente si traes la zapatilla de calle y no la limpias antes de empezar. Verás mucha gente que usa laca para el peinado o bebidas azucaradas, además son muchos los que lo hacen y muchos los que lo recomiendan. Ten en cuenta que un agarre excesivo puede ser tan perjudicial como una suela resbaladiza.

Nuestro consejo es que pruebes con varias zapatillas en una superficie de madera y teniendo en cuenta los comentarios anteriores, decidas qué se adapta mejor a ti.

Con respecto a la ropa, lleva algo ceñido pero no compresivo, y a ser posible, de manga y pantalón corto.

Dominadas

El uso de magnesio no está permitido. Tampoco la utilización de guantes. Esto no debe suponer un problema ya que la cinta en la barra es cambiada antes de cada llamamiento (mañana o tarde), y tanto el grosor de la barra como el agarre que proporciona, es óptimo.

Para comenzar, es necesario obedecer las órdenes y estar atento a todo lo que digan los miembros del tribunal. Si tienes alguna duda, pregunta con educación y no dudarán en responderte y ayudarte. Haz las cosas cuando ellos te digan y no habrá problema alguno en la realización de la prueba.

 

Para los hombres: te pondrán una escalera para que subas, te agarres y cuando le des la señal, el examinador te quitara la escalera. En este momento estarás colgado con los brazos extendidos. Espera a que te den la orden para comenzar y solo entonces puedes empezar a hacer dominadas. Empezar antes de que ellos te lo ordenen, supondrá que todas las dominadas hechas, no serán tenidas en cuenta.

Cada vez que subas, deberás dejar la barra por debajo de tu barbilla (sin apoyar la barbilla) y mirar al examinador. Esto último no es obligatorio para que la contabilicen pero sí es recomendable. Mirar a quien está abajo da la visión de que la dominada ha sido completa. No vayas rápido o te advertirán de que estás rebotando en la barra y tampoco te contarán las dominadas. Tampoco se permite subir las rodillas para hacer impulso, lo mejor es dejar el cuerpo muerto de cintura hacia abajo. No se permite soltar una mano para descansar, ni tocar con ninguna parte del cuerpo los laterales de la estructura que sujeta la barra.

Aunque puedes estar pensando que esto complica mucho la prueba, para nada es así. Solo haz lo que te digan, cuándo te lo digan y cómo te lo digan.

Para las mujeres: te pondrán una escalera para que subas, te agarres y cuando le den la señal, el examinador te quitara la escalera. En este momento estarás colgada en suspensión. El consejo es el mismo que para los hombres. Barbilla por encima de la barra (sin tocar la barra) y mirando al examinador. Quizá lo más significativo para esta prueba en mujeres, es estirar bien todos los músculos de los brazos antes de empezar la prueba. Tardarán más en fatigarse y te pueden dar ese segundo extra que te haga pasar de una nota a otra superior. La prueba acabará cuando tu barbilla rebase la barra hacia abajo.

 

Carrera 1000 metros

Si no entrenas en pista, es posible que no hayas escuchado nunca el concepto de zapatilla voladora. Si no sabes qué es, acércate a una tienda de running y pregunta sobre estas zapatillas. Son híbridos entre una zapatilla para correr en asfalto y una zapatilla de clavos. Como no está permitido el uso de zapatillas de clavos, la mejor opción por peso y estructura, es una zapatilla voladora.

Hay varias formas de afrontar esta prueba. Una es mediante cambios de ritmo, es decir, comenzar a un ritmo e ir acelerando la velocidad conforme queda menos distancia por recorrer. Otra es mantener un ritmo constante durante toda la prueba. La más efectiva en el plano físico y psicológico, es la segunda. Esto se debe a que acelerar el ritmo, requiere un esfuerzo físico extra en comparación con el ritmo constante. Los cambios de ritmo hacen que la aparición de ácido láctico sea más prematura, dándote la sensación que fatiga muscular y forzando a tu cerebro a que bajes el ritmo que estás llevando, pasando a llevar una media más lenta que si hubieses mantenido un ritmo constante durante toda la prueba.